4/7/13

Aniversario

Había una vez... una foto, una pequeña foto carnet en blanco y negro. Ella tenía 18 años o por ahí. Es una foto diferente a todas las demás, en ésta mira a la cámara pero no sonríe; también tiene el pelo largo e inusualmente lacio.
Es una foto sin contrastes, los grises le dibujan el contorno del pelo, los ojos, la nariz perfecta y la fina, casi imperceptible línea de los labios.
Esa fue la foto que tuve en la billetera durante el tiempo que estuve lejos. Cada tanto la miraba. Me gustaba pensarla en ese otro tiempo, cuando todavía no había tomado las desiciones del resto de su vida. La veía pura, ajena a todo, como de otro mundo.
Tal vez es por eso que mi mente hace trampas y cada vez que intento recordar su rostro en el cajón solo puedo ver a la inocente niña de 18 años y pelo inusualmente lacio.

2 comentarios:

escritos marcianillos dijo...

Maga, esto fue lso que escribiste en taller puede ser? Me llega, me gusta.

MaGa dijo...

¡Gracias! No lo estoy usando mucho (al blog) pero es testigo de mucha cosa.
Beso.