13/5/09

Ana y el mar




2 comentarios:

aroma dijo...

sana envidia desde este mayo que no se decide a ser mayo gracias al recalentamiento global,que sólo logra hacerme tiritar la noche anterior, para luego tener que guardarme la bufanda en el bolsillo, al día siguiente....lo único que tenemos en común Ana y yo es el gris del cielo...

lamaga dijo...

Lo malo es que voy una vez al año a la playa...no sabés cómo extraño el agua.