14/4/09

De repente

el bajón, porque sí, sin motivo aparente.
Hacía un rato largo que no me sentía así. Una mezcla de sueño con mal humor y angustia. Mal para empezar la semana.
Ayer fue nefasto, hoy mejor. Voy saliendo.
Busco las causas, en realidad estoy mejor, mucho mejor, que el año pasado a esta altura, todo va marchando, hay planes, buen ambiente, etc.
La obvia es que extraño, 7 años después sigo extrañando, me pega diferente pero ahí está y la otra es el cumpleaños asomándose en el horizonte, como nubarrón amenazante del mes que viene.
No quiero imaginar cómo me pegará el 2010 cuando cumpla los temidos 40...

2 comentarios:

sorjuana dijo...

Debe ser algo atmosférico, yo anduve (ando) igual. Bajó la virulencia del asunto, pero grave.
En mi caso no es el cumple sino el "día aciago de mi calendario" (17 de abril), supongo. Me ha pasado de todo ese día, más de lo que cuento en el blog.
Los 40 te tienen que agarrar bien plantada, sin duda. Uno cree que la adolescencia es la gran crisis, pero la middle age... ay, Dios mío! Jung tenía razón en darle tanta importancia.
7 añitos en México... Pero extrañar se extraña siempre, para un lado y para el otro. También extrañarías si te vinieras para acá, lamento decirte. Ahora sos un anfibio, ni modo.
Besote
G.

uruguaya dijo...

esa melancolia de vez en cuando... igual acordate de la sabiduría de sabina: no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió...